Nuestra Primera Vez – Comentario de un Lector

Nuestra Primera Vez – Comentario de un Lector

 

!Que alegría! !Leer vuestros comentarios y correos me anima a seguir trabajando! Esta vez, he recibido un relato que merece su propia entrada, está tan bien explicado que solo me he limitado a hacer pequeños cambios para mantener la privacidad de los autores.

!Aquí lo dejo para disfrutéis de él, como lo he hecho yo!.

Hola Candela,

Sigo tu blog desde hace tiempo y quería compartir contigo una experiencia que vivimos la semana pasada mi mujer y yo. Somos una pareja que llevamos 12 años casados y hace unos meses decidimos visitar un Bar Swinger por primera vez.

Fue idea mía, ya que mi esposa no los conocía. Yo había estado en un bar de estos hace mucho tiempo y además tuve una MARAVILLOSA experiencia con una pareja hace unos años…y quería que ella viviera algo parecido

Después de una gran cena los dos solos, decidimos ir a uno de estos bares, uno que yo tenía muchas ganas de conocer. Al llegar al local, nos recibió en la puerta una chica y nos preguntó si era nuestra primera vez allí, le dijimos que sí y entonces nos pasó al bar que había en esa planta, pedimos una copa y nos dijo que luego nos mostraría el local.

Fuimos con ella a recorrerlo. En esa primera planta encontramos una sala de masajes, un cuarto chillout y la barra. Al bajar las escaleras nos mostró la zona de aguas (piscina y jacuzzi) y las «habitaciones», había tres: un cuarto con una gran cama, el cuarto oscuro y una habitación con camas dónde ponían pelis pornos…

Al bajar a la tercera planta nos encontramos con la discoteca. Decidimos quedarnos ahí. Lo mejor de este bar es que si solo quieres pasar una noche tomándote algo y bailando, lo puedes hacer…

La discoteca fue genial para «romper el hielo», empezamos a bailar y pasarlo genial. Había dos parejas que jugaban entre ellas, las chicas se besaban y lo pasaban genial. Estuvimos un buen rato bebiendo y bailando…

Luego decidimos subir a las salas. Antes de eso, fuimos a cambiarnos, dejamos la ropa en los armarios y bajamos solo con los pareos puestos…

Entramos en una de las habitaciones y había una pareja en la cama follando y dos parejas jugando entre ellas, las chicas estaban arrodilladas frente a los chicos, nos sentamos a verlos jugar y nos pusimos muy cachondos…yo acabé haciéndole sexo oral a mi mujer hasta que se corrió…siempre con las dos parejas de fondo…fue genial!!!

Luego nos fuimos a la sala dónde estaban proyectando la peli y nos tumbamos en el sofá a verla…era una sala con camas en forma de «U» y en la pared de adelante proyectaban la peli. Justo al lado estaba el cuarto oscuro y había agujeros en la pared para poder tocar los cuerpos que estaban del otro lado. Los gemidos que salían de ese cuarto, calentaban mucho el ambiente.

Las camas estaban bastante llenas, unas 6 parejas, con lo cual nos pusimos a un lado; la verdad que no queríamos ponernos cerca de otras parejas porque a mi esposa la daba «miedo» que otra pareja se acercara.

Yo me senté con las piernas estiradas y ella se tumbó a mi lado y puso su cabeza en mis piernas. Mientras que veíamos la peli, ella comenzó a chupármela. Estaba totalmente desnuda. El ambiente era inmejorable (o eso creía), estaba súper cachondo y mientras oía a otras parejas follar, mi esposa me la chupaba y veía una porno, increíble, pero lo mejor estaba por venir!

Mientras me la chupaba, a nuestro lado se tumbó una pareja. Él tendría unos 40 y muchos y ella unos 40 y pocos. Los dos estaban MUY BIEN, él flaco, con barba un poco canosa. Ella, una rubia con el pelo hasta los hombros, flaca, poco pecho, pero unos pezones muy largos y duros y un culo increíble….comenzaron a besarse y tocarse…yo empecé a verles y ellos a nosotros. Ella extendió la mano hacia dónde estábamos nosotros y cogió mi mano, al hacer contacto se acercaron un poco más…mi esposa seguía tumbada boca abajo entretenida con mi polla sin saber lo que pasaba a nuestro lado. De repente, la chica puso su mano sobre la parte de atrás de los muslos de mi esposa. Ella se asustó y apretó mis piernas con sus manos. La chica siguió acariciándole, muy suavemente, de forma muy delicada…mi esposa levantó la cabeza y me miró, yo le expliqué que era una chica y le pregunté  qué quería hacer, si le decía que parara o no, me dijo que no pasaba nada, que la dejara…

Mi esposa seguía concentrada en mi polla, pero ahora tenía mis manos acariciando su cabeza y pechos y la de una chica acariciando sus piernas y su culo. La pareja se acercó del todo y mientras él follaba a su esposa que estaba en 4 patas, ella besaba y acariciaba a mi esposa….era increíble, una situación nueva, pero llena de morbo.

Mi esposa se tumbó boca arriba y tanto yo como la chica le comenzamos a besar y acariciar. En ese momento me acerqué a la chica y le expliqué que era nuestra primera vez, ella se lo dijo a su pareja y la verdad que se portaron genial. La chica empezó a acariciar los pechos de mi esposa y se los besaba…yo mientras tanto comencé a masturbarla. De repente, se empezaron a besar ellas dos…fue genial, una sensación difícil de explicar, pero que me encantó. Ver a mi esposa besarse de esa forma tan pasional con otra chica fue algo increíble y lleno de morbo, simplemente me encantó.

Mi esposa comenzó a tocar los pechos de la chica y comenzó a masturbarla.  Mientras que ellas se besaban y acariciaban yo comencé a comerle el coño a mi mujer y el otro chico acariciaba a su pareja y a mi esposa…yo no para de pensar en cómo la estaría pasando mi esposa, pero viendo cómo se movía y cómo besaba a la otra chica, estaba claro que le estaba gustando.

En eso el chico se puso al lado de mi esposa y ella empezó a hacerle una paja mientras q se besaba con la chica y yo aproveché para follarla, porque en ese momento estábamos follando…el amor lo hacemos en casa y solos (eso me lo explicó muy bien la pareja con la que hice el trío hace unos años).

Nos corrimos y la otra pareja seguía acariciando a mi esposa…luego nos invitaron a ir a un sitio más privado para seguir «jugando», les di las gracias, pero les dije que no….creo que para ser la primera noche ya habíamos tenido suficiente, por lo menos ella.

Nos subimos al bar, nos tomamos algo y comentamos lo que había pasado…me dijo que no le había disgustado, pero que estaba demasiado nerviosa. Yo le dije que era normal, pero que lo importante es que ya lo habíamos hecho y que, a pesar de los nervios, si lo había disfrutado, me dijo que si…

Luego volvimos a las camas y lo hicimos otra vez, esta vez, solos.

Ya luego nos vinimos a casa…

La verdad que fue una noche maravillosa, perfecta diría yo…

El otro día lo volvimos a recordar y me confesó que le había gustado bastante…la verdad espero que lo podamos repetir pronto!!!

Tengo muchas ganas de volver a ese bar. Tengo claro que si no compartimos con nadie, no pasa nada, igual lo disfrutaremos, pero el hecho de ver a mi esposa besarse y tocarse con otra chica como lo hizo esa noche, fue de las mejores experiencias que hemos tenido.

***************

Gracias por compartir vuestra historia….

Candela M.

Amor, San Valentín y otras dudas existenciales…

Amor, San Valentín y otras dudas existenciales…

En San Valentín no quiero comer bombones, prefiero comerte la polla.

No me regales flores, prefiero que me compres algún juguete con pilas porque eso no se marchita.

No quiero una tarjeta con corazones y poemas, prefiero que me empotres contra la pared y me folles tan bien que no se me olvide por qué te quiero.

No quiero miradas cómplices, cierra los ojos y cómeme el coño hasta que pierda el control.

Yo te regalaré mi cuerpo, te dejaré por un momento hacerme lo que quieras,  haré que el deseo te nuble la razón y sientas que esto es amor….

Amor.

Qué sobrevalorado está!  dicen que existe, que puede ser eterno, que es infranqueable, que nunca se destruye.

Tengo mis dudas, quizás primero compruebe que los extraterrestres existen antes de comprobar que el amor es real.

¿Y si no existe qué? ¿Y si nos han hecho pensar que podemos amar a alguien y no es verdad? ¿Y si amo a más de una persona? ¿Y si amo más el sabor de su sudor cuando follamos que sus conversaciones? ¿Y si resulta que descubrimos que como especie no necesitamos tener pareja? ¿Y si nos amaramos todos libremente sin ataduras como en una comuna hippie? ¿Y si el amor fuese un invento de la religión para que no descubriéramos lo divertido que es no amar más que a uno mismo? ¿Y si lo inventó el capitalismo para vendernos flores, viajes, cenas y películas empalagosas?

…Creemos que hay que buscarlo, así, como objetivo: “encontrar el amor” ¿Cómo encuentro algo intangible e inexplicable?

Nadie se ha puesto de acuerdo en definirlo, todos hablan de “El Amor” como si se pudiera tocar, pero no se puede comprobar que esté allí.

Nos han hecho pensar que nacemos partidos por la mitad y nos pasamos la vida chupando limones con la esperanza de encontrar a la media naranja que por fin nos complete.

Nos han querido explicar que la evolución nos ha hecho monógamos y que el fin del amor es ser feliz y formar familias de cuento. ¡Cuánta mierda inventan!

Yo solo sé que amo mi cuerpo, amo mi coño, amo mi sexo cuando está contigo, amo esos 4 segundos en blanco cuando estallo y no existo.

Me gustas, te deseo.

Pero no quiero amarte, porque será el final de la búsqueda, si es para toda la vida siempre sabré que estas allí, habré cumplido mi objetivo y yo quiero coquetearte siempre, conquistarte cada día, quiero que se te ponga la piel de gallina con mis lamidos y sientas mariposas en el estómago cuando me veas desnuda.

No quiero encontrar el amor, no quiero saber que eres mi mitad, quiero seguir disfrutando contigo sin poner un nombre a lo que nos hacemos sentir mutuamente, quiero que me descubras eternamente, que sepas todo de mí y aun así pueda sorprenderte.

Candela M.

 

 

11.11 DÍA MUNDIAL DE LOS SOLTEROS

11.11 DÍA MUNDIAL DE LOS SOLTEROS

El 11.11 es el DÍA MUNDIAL DE LOS SOLTEROS, los Chinos han inventado éste día básicamente porque han visto un filón comercial para los que no se gastan el dinero en el día de San Valentín y con la excusa de que el número 1 representa la soltería nos llenan de publicidad y ofertas que – a la vista de los números – está funcionando allí y parece llegar tímidamente a occidente. Antes ya intentaron en otros países declarar el 13 de febrero como el día oficial de la soltería, por aquello de no deprimirse en la víspera del día más romántico del año, pero está claro que si viene de China y tiene que ver con el comercio es una tendencia que se impondrá tarde o temprano.

Tanto si eres de los que siguen mordiendo “limones” hasta encontrar tu “media naranja”, como si has decidido ser SINGLE e ir solo por la vida porque eres “la pera limonera”, sea cual sea tu razón para no tener a nadie que te caliente la cama ¡HOY ES TU DIA!

¡Ser solter@ mola!

Los solter@s no tienen que dar explicaciones sobre dónde van, con quién o cómo se gastan su dinero. Duermen a sus anchas y tienen un colchón para ell@s solitos sin que nadie les quite el edredón a media noche. Independientemente de lo activa que pueda ser su vida sexual gozan de un sexo LIBRE, suelen tener una vida social más activa que los emparejados y dedican más tiempo a su propia salud y cuidado. Cuando eres solter@ ves en la tele lo que te da la gana, comes lo que te apetece y viajas tanto como tú lo decidas. El desorden de tu habitación o tus manías obsesivas del orden no son un problema para nadie.

Así que éste día que los chinos inventaron para gastar el dinero festéjalo a lo grande: date un capricho, sal de fiesta, cómprate algo chulo, escápate en un viaje sin rumbo o mejor:

¡Mastúrbate y regálate un superorgasmo que solo tú puedes darte!!!

¡Disfruta de tu soltería….nunca se sabe cuándo puede acabar!

Candela M.

Hervíboros y Robots- Sexo en Japon III parte

Hervíboros y Robots- Sexo en Japon III parte

En Japón ha nacido una nueva especie los soshoku danshi o herbívoros, es el nombre que se les ha dado a los seres que no tiene apetito por la experiencia carnal del sexo, es un fenómeno que afecta tanto de hombres como a mujeres que prefieren el aislamiento social.

Los jóvenes nipones no quieren comprometerse, las relaciones son complicadas: en la mayoría de los casos (a largo plazo)  si eres hombre y tienes novia debes “mantenerla”, si eres mujer y tienes hijos, probablemente debas dejar el trabajo…éstas férreas costumbres (sus implicaciones sociales y económicas) y la incapacidad de revelarse contra ellas han generado éste fenómeno.

Los herbívoros no comen ni carne ni pescado, no se declaran heteros ni homos, simplemente son asexuales…

Pero como todo en Japón existe una alternativa, el contacto humano está siendo reemplazado por una gratificación instantánea sin ningún tipo de riesgo: ROBOTS!

El sexo virtual es la alternativa perfecta.

El  desarrollo de la tecnología en Japón ha creado mundos virtuales muy sofisticados en los que los herbívoros (y los que no lo son) encuentran un refugio extraordinario para satisfacer sus necesidades y dar rienda suelta a sus fantasías.

Desde hace muchos años Japón nos maravilla con sus múltiples juguetes sexuales, gracias a su tecnología hemos evolucionado en la forma de obtener placer interactuando con un objeto.

Desde los sofisticados vibradores y vaginas que se conectan con el ordenador o el móvil para una experiencia de contacto real, pasando por juegos o pelis porno con gafas de realidad virtual en las que ya no eres un mero espectador, hasta llegar a las famosas muñecas y muñecos sexuales que hacen que masturbarse sea mas follar que estar a solas.

No hace falta ser un visionario para darse cuenta de que nuestro mundo está cambiando  rápidamente, mientras algunos siguen pensando que un vibrador es solo para “guarras” otros están ya pensando que tarde o temprano nos casaremos oficialmente con máquinas… ¿Por qué no?

El futuro del sexo trae un nuevo debate que empezó hace unos 15 años cuando nos cuestionamos si chatear con otra persona mientras tenías pareja era poner los cuernos, las líneas que dividen la infidelidad de la fidelidad cada vez están menos claras si hablamos de sexo virtual.

Nos posicionamos de un lado u otro cuando se trata de opinar acerca de follar con aparatos o seres inanimados, pero en poco tiempo nuestros tabúes a este respecto irán cayendo, las líneas se desdibujaran y ampliaremos los límites, para muchos la idea de tener sexo con un robot puede ser repulsiva, pero nos guste o no, el futuro del sexo va de la mano de la tecnología.

La industria del porno ha encontrado en la RV un sitio donde reinventarse.

Los adolescentes ya no esconden en sus habitaciones la última edición de PLAY BOY, en su lugar –cuando el precio sea mas accesible- esconderán algún gadget para masturbarse..y no solo pasará en Japon. Es una tendencia global.

De momento, no creo que el sexo virtual sustituya al sexo real, pero está claro que abre un mundo de posibilidades. ¿Tú qué opinas?

Minerva M.

 

 

El sexo puede ser Gris y sin Amor

El sexo puede ser Gris y sin Amor

¿El sexo puede ser gris y sin amor?

Parece que no existe punto medio en esto del sexo, la mayoría de la gente se posiciona en un bando y se radicaliza juzgando las prácticas sexuales del bando contrario etiquetando y señalando a los que – por una razón u otra-  tienen una vida sexual diferente.

Castidad o libertinaje, virgen o puta, sano o enfermo.

Vivimos condicionados: nos condiciona la familia, la sociedad, la religión y la incultura.

Nos condiciona la desinformación, el miedo y el tabú.

Algunos reprimen tanto sus verdaderos deseos por estar en el “lado correcto” que acaban siendo enfermos, desgraciados o simplemente ….infelices.

Sí, porque la felicidad está en el sexo que te gusta, sea cual sea, blanco o negro.

Yo prefiero los grises, los defiendo porque somos individuos cambiantes, con derechos y libertades.

Puede que hoy me quiera follar a un parque de bomberos entero, sudorosos y llenos de músculos con sus pollas hinchadas en una orgía  salvaje, y puede que mañana me enamore perdidamente de una chica o un chico que solo me toca una vez a la semana, puedo disfrutar y ser feliz con las dos cosas, porque cada experiencia tiene su momento y porque mi cuerpo es mío y le doy lo que quiero.

A (casi) todos nos gusta follar (está en nuestro cerebro y forma parte de nuestro ser) cada uno tiene sus preferencias y deberíamos entender que el gris está también admitido, que somos diferentes, pero nos mueve el mismo instinto.

Me gusta el gris de la diversidad de los gustos, el gris de mi cuerpo cambiante, el gris de yo no he probado eso, pero quizás lo haría…

Se trata de una cuestión de educación, de saber que tu cuerpo libre y que tus pensamientos son infinitos.

Los extremos no son buenos, en el equilibro está la salud.

Pensamos que los tiempos han cambiado, pero lo cierto es que hay muchas cosas que siguen coartando nuestra libertad sexual, en nuestra sociedad aún hay un empeño hipócrita en  educarnos para que pensemos que el amor y el sexo van de la mano.

Como si de esa forma consiguiéramos la plena felicidad del cuerpo y la mente (o el alma).

Y NO ES ASí. EL AMOR NO ES SEXO Y EL SEXO NO ES AMOR.

El amor  y el sexo son como una buena comida y un buen vino, puedes comer muy bien sin vino y puedes tomarte el mejor vino del mundo sin comer y si algún día haces un buen maridaje, entonces es la gloria.

Pero si no lo haces nunca, también disfrutarás de los dos placeres por separado y estarás igual de satisfecho.

Tampoco hace falta que el sexo sea como en las pelis o los libros para ser bueno, no hace falta que sea como el sexo que a ti te han dicho que debe ser para que sea “correcto”.

Porque no existe ni bueno ni malo, existe el respeto por uno mismo y por el otro, si eso se cumple no hace falta ni amor ni postura del misionero.

Algunos hacen eco de que aún existen farmacias en pueblos pequeños que no venden condones, y se horrorizan al pensar en la ablación de las niñas que están “muy lejos”, defienden a la mujer independiente y “emancipada” pero nos bombardean con historias de amor con final feliz.

Es la hipocresía de la mente abierta, la falsa cara de la modernidad que muchos dicen está llegando y solo unos pocos realmente trabajan para ello.

El sexo anal sigue siendo un tema bastante privado, nadie explica el lunes en la oficina que a su marido le ponen las bragas sucias, o que folló el sábado noche con uno que no recuerda ni su nombre… No somos tan abiertos como decimos ser, y no es por pudor, es por miedo a que nos juzguen, porque no sabemos quién está en nuestro “lado”.

Desde aquí mi más sincera critica a los que por un lado o por el otro no toleran el sexo diferente.

Desde aquí mi llamado a ser REALMENTE ABIERTOS y a entender que lo que se lleva ahora es el gris, para que la sociedad realmente avance debemos evolucionar como personas.

Desde aquí te pido que no te unas a la hipocresía y te recuerdo que El sexo lo es todo.

Candela M.

De las Orgías

De las Orgías

Hoy hago una pequeña reflSEXión acerca de esta práctica tan controvertida y deseada a la vez: Las orgías.

Cuando estaba en mi primer curso de universidad me propusieron hacer una, me lo dijeron con esa palabra: “Orgía”.

Recuerdo a ese chico extraño que me invitó: era reservado, poco sociable y bastante misterioso, para mí era irresistible porque siempre he tenido debilidad por los tíos diferentes con cara de malos.

En aquel momento me pareció una barbaridad y decliné su propuesta, no por el hecho de hacerlo (me masturbé miles de veces imaginando esa escena que nunca había vivido) pero me ofendió el hecho de que él pensara que yo estaría dispuesta a hacer eso, probablemente porque algunos prejuicios no salieron de mi cabeza hasta pasados mis 20 años…

En mi cabeza aquello de la “orgía” era como follar por turnos con muchos hombres diferentes y yo no estaba dispuesta a ser la puta de la fiesta en aquella época.

Afortunadamente mi mente se abrió y descubrí que ser “puta” es fabuloso cuando follas con quien quieres sin cobrar y que en las “orgías” la gente no se organiza a conciencia, he estado en muchas y nunca son iguales.

No me gusta usar esa palabra, porque está un poco mitificada en el ideario popular por las bacanales romanas con uvas, o por las películas de sociedades secretas con máscaras.

Prefiero llamarlo sexo en grupo, y no es tan fácil como se cree.

Los que hemos cumplido esa fantasía básica sabemos que cuando hay más de 2 personas la cosa se complica, los cuerpos acompasados de la escena de “el perfume” es la consecuencia de una organización que solo existe en la literatura y el cine.

Y he aquí mi relato de una orgía:

Entro en esa sala poco iluminada, nos cruzamos las miradas, sonrisa nerviosa, para mí no hay nada más sexy que el sentirme deseada, me gusta lo que llevo puesto aunque sé que en poco tiempo no lo tendré encima, siempre tacones altos,  me da seguridad, me siento “cañón”.

Una copa de vino en la mano relaja las tensiones, prefiero no hablar mucho, no me interesa que sepan de mi vida y sinceramente tampoco me importa la de ellos, yo he venido a follar y a que me follen.

Son todos más o menos de mi gusto, huele bien,  las chicas y los chicos son educados y respetuosos, eso es fundamental, vamos poco a poco, lo más difícil es romper el hielo, pasar del momento “hola mucho gusto” al momento “¿aquí cuando se folla?”.

No es fácil crear suficiente excitación y tensión sexual entre tantos, no todos nos sentimos atraídos por todos, alguien debe comenzar a tocar y acariciar.

Se produce una chispa, se despierta el deseo e intentamos acoplar nuestros cuerpos de manera de que todos puedan dar y recibir el máximo de placer, ya no necesito ropa y mi mano sujeta una polla firme y caliente que sustituye al frío cristal de la copa.

Cierro los ojos, me gusta sentir y oler más que ver.

El ritmo de cada uno es diferente, pero conseguimos que uno a uno consigamos acercarnos al punto de querer estallar y gritar, me empeño en chupar y dar placer, mis dedos tienen el punto justo de presión que sé que le gusta, lo noto por sus gemidos, mi coño es la puerta de gloria lo siento por sus embestidas  y mi lengua se deleita con el sabor del fluido del placer.

Tardamos mucho, vamos despacio, no hay prisa, no queremos acabar, pero es inevitable porque cuando estás ahí, pides más y te lo dan, sabes que no tienes retroceso, sabes que solo acabará cuando tu cuerpo pierda el sentido, la mente se me  queda en blanco y esos gloriosos segundos en los que  libero toda esa energía me desdoblo y floto, entonces lo veo… ahora sí parece una película.

Una Orgía es un todo, una reunión de cuerpos que buscan satisfacer al máximo las necesidades propias y las ajenas, no tiene explicación, simplemente hay que vivirlo.

Candela M.

“etiquétame, dame un like, followme, verifícame» !!

“etiquétame, dame un like, followme, verifícame» !!

Las nuevas tecnologías están cambiando nuestras vidas de una manera tan brutal que hasta los aspectos más íntimos se han convertido en públicos.

Hacer ciber-sexo hasta hace unos años era considerado raro, pero ahora la mayoría de la gente reconoce haber usado algún chat o el whatsapp para enviar fotos calentitas.

Considero que es muy agradable hacer una foto sexy, y tiene morbo saber que te ven, puede que te guste enviarlo a tu pareja o que lo compartas con más personas, eso es un tema de debate que creo que tiene muchas posturas y aún no están del todo definidos los límites.

La mayoría de las personas tienen un perfil público y otro oculto que se esconde en el anonimato de los foros o páginas de encuentros casuales que tan de moda se han puesto en los últimos años. ç

Cuando estás en las redes con un perfil oculto y  compartes tus fotos con otras personas (pareja, follamigo, grupo de quedadas, etc.) te sube el ego y te conviertes en objeto de deseo, creo que es una buena manera de subir la libido y entretenerse porque al fin y al cabo no hay nada como el buen porno casero.

Pero el problema es cuando la ficción supera la realidad: y es que hay muchos que son activos en sus cuentas “B” de Facebook o Twitter o que están todo el día calentando por whatsapp, se pasan el dia «salidos» en los chats,  pero que luego cuando llega la hora de verse a la cara y follar la cosa no funciona. Parece que todos llevan un actor o actriz porno dentro y sólo piensan en la pose. El retoque del Photoshop o los filtros de Instagram se han vuelto más imprescindibles y parecen ser mas útiles que un desodorante en una cita real.

Se ha perdido el coqueteo personal, el mirarse a la cara, la sensualidad de la voz y de las palabras, en su lugar la gente se ha especializado en el postureo, en retocar con efectos o en retuitear frases hechas.  Últimamente cuando conoces a alguien en vez de ligar e intentar atraer o seducirte te dicen : “etiquétame, dame un like, followme, verifícame…” aaaarrrrwwww!!!!

Desde aquí reivindico el sexo real: Yo prefiero más sudor, gemidos y despeinados de verdad, manos y cuerpos frotándose, prefiero los olores, los sabores….

Lo de las fotos vale, pero por favor, dejemos las redes para lo que sirven: conectarnos y para ampliar nuestros círculos. No dejemos que sustituyan nuestras relaciones tangibles.

Me encanta que ahora sea más fácil encontrar un polvo sin complicaciones y que con solo darle a un clic puedas tener opciones de planes divertidos sin compromisos, me parece genial que podamos divertirnos y calentarnos con haciendo un selfie en la ducha y obviamente soy de las que cuando amanezco con el “guapo subido” me hago una foto guarra y la envío porque soy narcisista y cuando me digo “que guapa soy” me agrada que los demás también me lo digan.

Pero donde esté un buen polvo que se quite la tecnología.

Candela M.

 

Fantasías

Fantasías

Lo bueno de las fantasías muchas veces es no hacerlas realidad porque mientras están en mi mente son perfectas: en mi mente las pieles son suaves y sin defectos, la gente huele bien y dice exactamente lo que yo quiero oír, me tocan como me gusta, me follan como yo quiero, soy la dueña de la situación, en mi mente la fantasía se crece, puedo pensarlo una y otra vez y siempre produce un efecto orgásmico en mí.

Me pregunto si ese chico que me mira sentado frente a mí en el metro se está imaginando que se la chupo. Estoy a 4 metros de distancia, pero en mi cabeza está pasando.

A veces las fantasías llegan en el momento menos indicado, hace unos días por ejemplo, hablando con mi abogado, tenía que haber prestado atención a sus palabras y no al movimiento de sus labios, pero mi mente se apoderó de mis sentidos y en mi cabeza esa boca me comía el coño hasta acabar.

Cuando tengo una fantasía  la puedo reproducir una y otra vez, la diseño y la edito cuantas veces quiera, soy la directora de la película que hay en mi cabeza.

En la ducha, a veces lo pienso, me acaricio el cuerpo mientras me enjabono y veo mis tetas en el reflejo de la mampara y entonces me imagino que somos 2 y estamos en la ducha, desnudas, nos frotamos nuestros cuerpos turgentes, su mano en mi coño, la mía enjabona sus nalgas, ella me gusta porque a mí me gusta mi cuerpo y mientras el agua cae por todo mi cuerpo me corro pensando en ese ser abstracto que se ha duchado conmigo.

Fantasear es un arte que he perfeccionado con el tiempo, requiere “material de apoyo” y hay días en los que – como todos – tengo menos imaginación y me cuesta crear los detalles, pero en un ejercicio conjunto de esfuerzo y ganas logro reunir esas pequeñas piezas que completan el todo de mi imagen mental, a veces es una canción o una palabra, a veces algo que veo o siento, pero me gusta ir hilando la historia como si de un guión de cine se tratara.

Sin los detalles mi fantasía no está completa. Necesito crear esa química que corta la respiración para que todo lo demás sea perfecto.

Ya me pasaba hace años, imaginaba a mis profesores, imaginaba a mis amigos y amigas, pero no sabía que esto de la mente tenía tanto potencial.

Me gustaría saber si ése chico que fue mi vecino imaginó alguna vez también esa escena en la que yo en camiseta y sin sostén llamaba a su timbre para pedir azúcar y terminábamos revocados en el suelo de cocina llenos de azúcar por todo el cuerpo, despeinados, desahogados.

Durante mucho tiempo eludí mis pensamientos, quizás por vergüenza o por pudor, no sé, lo cierto es que con los años descubrí que mi mente era ése sitio donde podía hacer cualquier cosa y nadie me reclamaría nada, es el único sitio donde no debo reprimirme, donde puedo pensar soñar e imaginar hasta lo que no te puedo contar.

Ni a ti ni a nadie.

Hay fantasias que me gustaría hacer realidad, y hay otras que quiero que siempre sean eso. FANTASIAS

Candela M.