Orgasmo III Parte – En busca del Orgasmo Perdido en 7 pasos

Orgasmo III Parte – En busca del Orgasmo Perdido en 7 pasos

Al episodio de mi clienta (que dio inicio a esta serie de post) lo llamaría “En Busca del Orgasmo Perdido” y no, no hace falta convertirse en Indiana Jones para conseguirlo, aquí te dejo 7 pistas para encontrarlo:

  1.  Tómate tiempo para explorar tu vulva: La mayoría de las mujeres nunca han practicado este ejercicio y desconocen totalmente su órgano sexual. Esto a los chicos no les suele pasar, puesto que desde que nacen su maravillosa anatomía les da acceso a jugar con su pene y testículos que cuelgan libremente de su cuerpo, la niñas sin embargo vienen “de serie” con la dificultad de conocerse, la vagina esta oculta “allí abajo” donde además en la mayoría de las culturas “no se toca”.      Con un espejo identifica las partes visibles e introduce los dedos    en el interior de la vagina  para sentir la textura y aprender a identificar tus partes. Debes hacerlo en la intimidad y la comodidad de tu baño o cama, con tranquilidad y sin prisas, mirar bien, tocar bien y aprender a identificar cada parte (labios, clítoris, etc.). Conoce tu olor, tu color y hasta tu sabor.
  2. Mastúrbate: Difícilmente llegues a un orgasmo en pareja si previamente no te los has proporcionado tú, debes aprender a conocer que te gusta, donde y con qué intensidad. Se trata de ensayo y error, hay que practicarlo muchas veces para conseguirlo. Masturbarse es darse placer a uno mismo y debes encontrar la manera de satisfacerte. Toca todo tu cuerpo y descúbrete.
  3. Visualiza tu orgasmo: Si no has tenido un orgasmo o te cuesta llegar a él, difícilmente sabes cómo reaccionas al tener uno. Algunas mujeres gritan, lloran o simplemente ríen, cada una reacciona diferente e incluso a veces los orgasmos tienen diferentes efectos en la misma persona. Pero en este ejercicio te propongo que te visualices teniendo un orgasmo, imagina tus músculos contraídos, tu pulso acelerado y tu cara de placer, piensa que SI es posible.  ¡Pero atención! no siempre se parece a lo que vemos en las pelis: no se trata de actuar, se trata de reaccionar.
  4. Regálate un juguete: Tengas pareja o no, tener un pequeño aparato para jugar y explorar es siempre una buena inversión, puede ser un dildo o algún vibrador de clítoris, eso es algo muy personal, se trata de ir probando. Si bien es cierto que en los últimos años tener un juguete se ha normalizado en nuestra sociedad, aún quedan muchas mesillas de noche sin uno. Compra uno bueno, no escatimes en calidad porque a la larga se nota y manten las normas de higiene (lavarlo bien, dejar secar sin contacto y volver a guardar en un sitio limpio y protegido).
  5. El lubricante debe ser tu mejor amigo. Lubriques naturalmente o no, tener a mano un lubricante (de la farmacia o del sex-shop) te ayudará a conseguir una sensación muy agradable. La vagina debe estar siempre hidratada y húmeda. Por favor NUNCA USES ACEITE DE BEBE, contraria a la creencia popular los aceites y vaselinas son abrasivos y no respetan el Ph de la vagina.
  6. No tengas miedo de hablarlo: Explicar tu dificultad a las personas en las que confías (amigas, hermanas, pareja, etc.) es el primer paso para asumir que tienes un problema y a veces la solución está más cerca de lo que crees. Cada una tiene una manera de masturbarse y cuando las chicas nos contamos las dudas o trucos aprendemos más de nosotras mismas y nos sentimos con más libertad de disfrutar. Es curioso que los chicos ya en la adolescencia tengan conversaciones del tipo “yo cuando me corro lleno medio vaso de semen” y nosotras sin embargo seamos incapaces de asumir (en muchos casos) que nos masturbamos o que no hemos conseguido corrernos. Si eres capaz de hablarlo con tu pareja y ésta se involucra la búsqueda será más exitosa.
  7. Piensa en sexo: este tema lo explicaba en mi post para subir la libido  recuerda que si no hay suficiente excitación y deseo sexual es imposible llegar al orgasmo.

Tener orgasmos no lo es todo en el sexo, pero es sano y necesario, los estudios son concluyentes: ayuda a oxigenar el cuerpo, es antidepresivo, quema calorías, fortalece el sistema inmunológico y hasta se ha relacionado sus efectos en la baja incidencia del cáncer o enfermedades cardíacas.  La falta de Orgasmos es un problema de salud. No hay duda.

Dicho esto, ponte manos a la obra y concédete 1 mes para experimentar y practicar todas las técnicas, si al finalizar ese plazo no lo has conseguido debes ir SIN DUDARLO a un profesional.

Minerva M.

 

La eyaculación femenina III parte  – Vamos a la práctica

La eyaculación femenina III parte – Vamos a la práctica

Ya he dejado claro que la eyaculación femenina es posible, también ha quedado claro que
no se trata de esos chorros que salen en el porno y que es probable que alrededor de la mitad de las mujeres estén fisiológicamente preparadas para hacerlo según el desarrollo de sus glándulas de Skene.

¿Quieres intentar ser una squirter? ¿Cómo conseguirlo?

  1. Relaja tu mente y concéntrate en lo que quieres hacer, elimina los prejuicios y las dudas e intenta ser consciente de tu cuerpo, siente tus reacciones.
  2. Debes estar suficientemente excitada antes de empezar la estimulación puntual, tanto si estás sola como si estas en pareja, esto se debe hacer en ese punto donde cuando estás muy, muy caliente, pero sin haberte corrido.
  3. Relaja la pelvis y separa las piernas lo más posible, penetra tu vagina con los dedos corazón y anular (pon la mano como cuando spiderman lanza telarañas) y busca el Punto G y presiónalo de forma rítmica de la manera  que más te guste, aunque no está comprobado que exista una relación directa entre el punto G y la eyaculación, la mayoría de las mujeres necesitan esa estimulación para conseguirlo. La muñeca debe estar quieta, mueve solo los dedos (como si estuvieras llamando a alguien). Utiliza el pulgar o la otra mano para masajear el clítoris, mastúrbate normalmente sin dejar de hacer presión desde dentro, es probable que sientas que tienes ganas de hacer pis, es normal, olvídate de esa sensación y piensa en algo excitante, mantén tu mente en donde debe estar. Aprieta las nalgas y mueve la pelvis para conseguir que se contraigan los músculos. ¡Y no pares hasta que te corras!

Consejos para hacerlo más fácil:

  1. En vez de los dedos usa un juguete vibrador, los hay específicos para estimular el punto G (son pequeños y con forma curvada)
  2. Coloca una almohada debajo de tu pelvis, ayuda a relajarla y ponerla en una postura más cómoda.
  3. Usa lubricante, al principio puede que no quieras porque si eyaculas poco no lo notarás, pero se trata de hacer la masturbación lo más placentera posible y créeme el lubricante mejora la sensación táctil.
  4. Escucha a tu cuerpo y haz lo que te pida, no hay fórmulas mágicas, cada mujer es diferente, hay algunas que consiguen eyacular solo si están boca abajo así que prueba, a partir de estas pautas lo que te venga a ti mejor.
  5. No te frustres si no lo consigues, tomate esto como un juego más, una actividad más de todas las que puedes hacer en el sexo, puede que lo consigas después de muchos intentos (yo tardé años), o puede que no lo hagas nunca, en todo caso es divertido intentarlo. ¡Disfruta!
  6. Si eres un chico y estás leyendo esto para aprender a hacerlo, las pautas son las mismas, debes estar atento a sus gestos y a sus instrucciones, reconocerás el Punto G (si no lo conoces aún) porque es un poco más rugoso que el resto del interior de la vagina y porque si lo aprietas ella tendrá ganas de hacer pis. Procura haberte corrido antes porque esto puede que tarde mucho, tómatelo con paciencia y disfruta!

¡Espero que por lo menos consigas conocerte y tener unos buenos orgasmos!

Cuéntame tus experiencias en candela@elsexoloestodo.com

Candela M.

La eyaculación femenina II parte  – ¿Es real o es pis?

La eyaculación femenina II parte – ¿Es real o es pis?

En la primera parte de este artículo ya he explicado que las mujeres también tenemos próstata, para algunos sigue siendo un tabú, pero es un hecho muy documentado y contrastado: Lo “descubrió” un ginecólogo escocés llamado Alexander Skene y ahora a esas diminutas estructuras que se encuentran alrededor de la uretra (tubo urinario) se le conoce como Glándulas de Skene, por lo visto en algunas mujeres esas glándulas están más desarrolladas que en otras y es por eso que este tema es tan controvertido (se estima que entre un 10 y un 55%  depende del estudio, pero aún falta investigar mucho más acerca de la eyaculación femenina).

¿QUÉ ES ESE LÍQUIDO? ¿ES IGUAL QUE EL FLUJO VAGINAL?

Glandula-Skene_470En uno de los estudios más recientes (2007) el Dr. Florian Wimpissinger (urólogo austriaco) demostró que el líquido eyaculado es químicamente diferente a la orina: En particular, contiene una enzima que se encuentra normalmente en el líquido seminal, además de glucosa, creatinina y otros azúcares. Cierto es que, también en la mayoría de los análisis químicos se ha demostrado la existencia de un poco de urea, pero eso no lo convierte en pis.

La eyaculación femenina es un fluido es de color blanquecino/transparente, su olor y sabor no son fuertes (aunque al igual que el semen) varía según la alimentación, hormonas (fase del ciclo menstrual), tabaco, etc.  Tampoco la composición es igual a la del flujo vaginal diario o al flujo lubricante que expulsan las glándulas de Bartolino cuando nos excitamos.

¿ENTONCES EL SQUIRTING ES REAL?

Una vez más el desconocimiento y la falta de información hace que el mal porno sea el referente en ésta cultura: si buscas información por internet acerca de este tema probablemente veas esculturales mujeres expulsando litros de líquido de dudosa procedencia mientras tienen un ruidoso orgasmo o acabes en una página de sexo tántrico o taoísmo donde los flujos sagrados son eyaculados gracias a las energías bien equilibradas. En fin, que ni una cosa ni la otra.

No hay duda de que el squirting existe pero ni hablamos de chorros de liquido ni hay que ser una Taoísta comulgando con su útero en un plano superior para conseguirlo.

Se estima que la cantidad eyaculada es más o menos entre una cucharada y media taza de café, por lo que esos chorros de las pelis (y esto también está demostrado) no son de verdad, algunas actrices introducen agua en su vagina y otras directamente hacen pis.

Por lo tanto la eyaculación es perfectamente normal y existe, (aunque no como lo vemos en la mayoría del porno) No es motivo de vergüenza ni de burla, no es una disfunción y sobretodo debe quedar muy claro puede estar, O NO, ligada a un orgasmo, como ya lo dije anteriormente puedes eyacular en el orgasmo o en cualquiera de las otras fases de la excitación o puedes tener un orgasmo sin eyacular.

Dicho esto, la mayoría de las mujeres ( y hombres curiosos) querrán intentar vivir la experiencia y experimentar con sus cuerpos. En la tercera y última parte de éste articulo te daré las claves para empezar.

Candela M

La Eyaculación Femenina I parte  – Un poco de Historia

La Eyaculación Femenina I parte – Un poco de Historia

¿ES UNA LEYENDA URBANA? ¿ES PRODUCTO DEL PORNO? ¿POR QUÉ NO SE HABLA DE ESTO ABIERTAMENTE?

En algunos antiguos textos de la China Taoísta se mencionan los diferentes fluidos que las mujeres expulsan durante el acto sexual y también describen técnicas conseguirlo. En Ruanda, por ejemplo, las mujeres adultas enseñan a eyacular a las adolescentes en un ritual llamado Kachapati, que traducido sería “rociado de las paredes”. En el Ananda Ranga (uno de los textos más antiguos sobre sexualidad de la India) se habla de un líquido, el Kama salila o “agua de la vida” que expulsan por las mujeres durante el orgasmo. Las mujeres de la tribu Mohave, (en América) también lo ven como algo natural. En la Polinesia y en la Micronesia las mujeres eyaculan. Lo que demuestra que en otras culturas no es Tabú.  Sin embargo, a éste lado del mundo, hace por lo menos 2 siglos que la eyaculación femenina –como muchos otros aspectos de nuestra sexualidad- ha sido demonizada y menospreciada. A día de hoy mucha gente desconoce e ignora este tema porque hablar abiertamente de ello en nuestra sociedad sigue siendo (desde la era medieval) un tema moralmente controvertido.

Reflexionemos esto a partir de afirmaciones (antiguas y actuales)  de nuestra cultura occidental:

* Si la mujer tenía deseo sexual estaba enferma. La histeria fue descrita en tiempos de Hipócrates, como una enfermedad del “útero errante”

*La mujer no necesita orgasmos ó en caso de que los tenga deben ser “vaginales” (proporcionados por un hombre)

* El clítoris no sirve porque la mujer no necesita placer. En algunos casos, no hace muchos cientos de años se practicaba la clitoridectomía en nuestra cultura, y aunque ahora nos suene a algo que solo ocurre en África sigue siendo igual de condenable e inadmisible.

* La mujer no eyacula puesto que no produce espermatozoides para tener hijos, ese poder solo lo tienen los hombres.

*Si la mujer segrega líquido es porque se ha hecho pis. (Una vez más está enferma o tiene falta de control)

¿ES ESTO TODO CIERTO? ¿Y SI CAMBIAMOS UN POCO LA MENTALIDAD?

Biológicamente hablando todos los embriones humanos hasta la séptima semana somos sexualmente iguales, luego nos desarrollamos como “hombres” o “mujeres” (esto del sexo binario ya lo hablaremos en otro post) En ese desarrollo tanto mujeres como hombres mantienen una glándula que se llama Próstata.

¿POR QUE NADIE HABLA DE ESTO CON SEGURIDAD? ¿POR QUE ALGUNOS MEDICOS LO NIEGAN?

Lo cierto es que existe poca investigación acerca del tema, tomemos en cuenta que apenas en 1950  el médico alemán Ernst Grafenberg descubrió el punto “G”  y que los señores Kinsey, Masters y Johnson (famosos sexólogos de la época) hace muy poco tiempo, abrieron la puerta al estudio de un gran desconocido de la ciencia: La mujer.

Afortunadamente hay universidades, médicos y científicos trabajando en el área de la sexualidad, y cada día que pasa aprendemos más sobre nosotras mismas. Existen muchos estudios que han comprobado que la eyaculación de la mujer ES REAL.

¿ENTONCES LAS MUJERES PUEDEN EYACULAR?

Si, estamos fisiológicamente preparadas para ello. De hecho tenemos 2 tipos de eyaculaciones durante el sexo. Pero todo tiene sus matices… ¿quieres saber más? No te pierdas mi próximo post.

Candela M.

Atascos de fin de semana

Atascos de fin de semana

Hoy es viernes, ¡por fin! Me doy  una duchita, me depilo, me peino, me pongo guapa… ¡Es que me veo al espejo y me comería yo sola!  ¡¡Ay… que tengo el guapo subido hoy!!  Me preparo para salir, me subo al coche para escapar por un par de días de toda esta locura de ciudad, tengo una necesidad imperiosa de cambiar de aires, ha sido una semana dura.

Pero al llegar a la autopista me doy cuenta que no soy la única con ganas de escapar: allí, sobre el asfalto una fila interminable de coches de colores inmóviles me separan de mi destino.  <Paciencia Candela>  Cambio de PlayList y pongo algo cañero que no me quite mi buen rollo de viernes, no pasa nada, es sólo un poco de tráfico, habrá que aguantarse y pasar el rato de la mejor manera posible:

A mi lado izquierdo un camión con chófer desaliñado, a mi lado derecho yogurin distraído en coche molón; detrás, coche de alta gama con ejecutivo que roza los 40, ¿y yo qué? Pues que cuando me aburro mi imaginación echa a volar…

Me subo la falda, me chupo un poco los dedos y comienzo a tocarme, al principio suave, pero cuando me doy cuenta de que el camionero me mira me pongo a cien, su vista es privilegiada, desde arriba puede observar como mis piernas se abren y vibran, juego con mis bragas y me las aparto para poder tocar  mejor,  creo que se la ha sacado y también se toca. Por un segundo el yogurin me ve, debo estar un poco roja y con labios hinchados producto de mi excitación, no se lo cree,  avanza un poco,  pero me sigue mirando incrédulo por el retrovisor, subo la música, estoy mojada hasta la mitad del muslo, el camionero ya no disimula, ha descubierto que no me importa que me vea. El ejecutivo adelanta y ahora está a mi derecha, le miro, está buenísimo y me imagino que huele bien, tiene un traje caro y lleva gafas con un aire hípster que lo hace muy interesante, me chupo los dedos otra vez, y mientras lo hago le miro fijamente. No sé cómo no se ha bajado y me ha follado allí mismo en la mitad de la autopista, me encantaría que lo hiciera, pero, supongo que no todos los viernes hay una mujer cachonda en el coche de al lado en el  atasco.  Él también se la saca, avanzamos, estamos los cuatro en sintonía, nos masturbamos juntos, sus cuerpos se encorvan sentados en asiento de piloto, sus pollas duras salen de los pantalones,  me miran por la ventanilla y el retrovisor, la música a tope, cada uno en su espacio, cada uno fantaseando con el olor del otro, nos tocamos, cruzamos miradas una y otra vez, cada vez es más intenso, veo como sus brazos no paran de moverse al principio con disimulo y luego de manera incontrolable,  el trafico avanza un poco, pero ya no nos importa llegar a ninguna parte que no sea el clímax,  mi mano es a cada segundo más hábil y encuentra ese punto que solo yo sé dónde está, mis dedos juegan por fuera y luego entran y salen, no puedo evitarlo, exploto y gimo, me estremezco y agarro el volante con fuerza, ellos como si de un dominó se tratará me siguen, camionero primero, yogurin después y ejecutivo por último se corren para mí y por mí.

El atasco dura unos minutos más, nos incorporamos en el asiento, nos miramos cómplices de nuestro pequeño placer, yo sonrío. Acaba de empezar el finde y ya llevo 3.

Candela M.