Seguramente, para bien o para mal, el Satisfayer será en el juguete sexual estrella de este San Valentín 2020, para ayudarte a decidir si comprarlo o no, aquí te dejo mi lista de Pros y Contras del Satisfayer o “Succionador de Clitoris”.

Esta breve lista es especial para ti, que aún dudas si caer en las fauces de la moda de la industria sexual, o para ti, que has pasado de leer opiniones por puro hastío. 

Como por naturaleza soy pesimista, empezaré por lo que creo que son los puntos débiles del aparato masturbardor en cuestión: 

5 Razones para NO comprar el Satisfayer:

 

  1. No es un Succionador: Ni tiene ningún efecto que haga una acción parecida a chupar, es un vibrador potente al uso, como cualquier otro que puedas encontrar en un sex shop con forma de mariposa, araña, dildo, etc. Puede que esto no sea un “Contra”, pero debes saberlo.
  2. Inmediatiza el Orgasmo: Somos la sociedad de la inmediatez, y como no podía ser de otra manera, el orgasmo también ha sucumbido a nuestra falta de tiempo y paciencia. Queremos resultados por encima de los métodos, muchas veces, sin medir las consecuencias. ¿Dónde ha quedado aquello de “Despacito” que tan de moda estuvo hace un par de años?
  3. Acorta el contacto y el disfrute: Como una consecuencia ineludible de lo anterior, el Satisfayer hace que el encuentro sexual en pareja se acorte, y se pierda la posibilidad de disfrutar de otras sensaciones táctiles, olfativas, visuales, auditivas o gustativas, imposibilitando la intimidad y haciendo que el encuentro se limite al clímax, lo cual a la larga, puede generar ciertos problemas.
  4. Solo Placer Localizado: Hace poco nadie sabía ni qué forma real tenía un clítoris y ahora parece que no hay nada más importante en el encuentro sexual que su estimulación. Y no estoy diciendo que no sea relevante, solo digo que el Satisfayer vale solo para eso, nada más, y que todo se centre en el clítoris, deja fuera muchas otras cosas divertidas y agradables. 
  5. Y hasta puede que no de Placer: Las mujeres son diferentes, los cuerpos son diferentes y los clítoris son diferentes, tener un Satisfayer no es garantía de que te vaya a gustar. En ocasiones, la fuerte vibración localizada puede resultar molesta para algunas, y otros casos, el tamaño de la boquilla del aparato no se ajusta correctamente, porque como es obvio, tampoco hay un tamaño estándar para el capuchón del clítoris. 

Dicho esto, y sin ánimos de desanimarte, me dejo la parte buena para el final.

5 Razones para comprar el Satisfayer:

 

  1. Favorece la consecución del orgasmo: Está claro que esta es la principal ventaja del succionador de clítoris. En la gran mayoría de los casos ayuda a obtener un orgasmo intenso, con todas las consecuencias positivas que eso supone. 
  2. Promueve el autoconocimiento:  Si algo ha tenido bueno todo este revuelo mediático, es que el Satisfayer ha conseguido que se visibilice la Masturbación Femenina y ha hecho que hablemos de ella más abiertamente. Sé de algunas mujeres que nunca habían comprado un juguete y que gracias a la normalización social que se  ha promovido a raíz de este producto, se han atrevido a explorarse y conocerse de otras maneras. Para mí el Satisfayer es el equivalente en el sex shop de lo que causó las 50 Sombras de Grey en la librería.
  3. Inmediatiza el Orgasmo: Si, has leido bien, también es un “Pro”. Porque muchas veces el orgasmo no tiene una función de satisfacción del deseo, ni es consecuencia de una gran excitación sexual, sino que responde a una simple necesidad fisiológica urgente de liberar tensión. Para esos momentos, que no falte en Satisfayer en tu mesilla de noche.
  4. Calidad / Precio Justo: En esta industria, como en todas, a veces encontramos juguetes con muy buen marketing y poca calidad, sin embargo, por lo que parece el Satisfayer cumple las expectativas en cuanto a fabricación se refiere.
  5. Higiene y Ergonomía: No hay que negar que es fácil de limpiar lo cual es un punto positivo para cualquier superficie que tenga que estar en contacto con los genitales y además, la forma ergonómica del mango, permite sujetarlo fácilmente, incluso durante una penetración.

Eso es, casi todo está ya dicho con respecto a este cacharro. Probable no haya humano en el mundo civilizado que no haya oído hablar de él, y es que, si algo es evidente en la era de Internet, es que el marketing puede ser tan viral como el coronavirus. 

No sé si te he aclarado algo, ya sabes que no es mi estilo decirte lo que debes y no debes hacer, prefiero que tengas toda la información para que puedas decidir libremente y con conocimiento. 

Con esto y un bizcocho, espero que si te he convencido para regalar o autoregalarte un satisfayer, no te limites a pensar que es la panacea del sexo, y lo uses solo como lo que es, un juguete, un instrumento más. 

Y si eres de las personas que al leer esto se han convencido para siempre de que formarán parte de la resistencia, deseo que nos sigamos viendoahí, del otro lado. 

 

Minerva M.