Los Guapos Follan Más

No pretendo ser borde con este post, ni generar un debate acerca de los estándares de belleza que existen en la sociedad occidental actual, pero no nos engañemos…los guapos follan más!

Antropológicamente el sexo existe para procrear y estamos programados para elegir la pareja sexual que mejor se adapte a éste fin, dicho lo cual, nuestro cerebro siempre buscará a alguien con mejores atributos…

Así que no lo podemos evitar, es una hipocresía decir que cuando entras a un bar y ves al tío o la tía más feo/a,  te lo quieres tirar. Forma parte de nuestra evolución como especie: nos queremos tirar a la persona guapa.

Así que puestos a asumir la triste realidad os digo una cosa pláceridos y pláceridas que me leéis: hay que sentirse guapo/a.

Esto no es un blog de consejos de belleza, (por si no te has dado cuenta, va de follar), pero hay un mínimo de cuidado que debemos darle a nuestro cuerpecito para que disfrute del placer.

¿Cómo cuidarnos?

¿Follan más las personas guapas? Imagen: Joshua Bronaugh
¿Follan más las personas guapas?
Imagen: Joshua Bronaugh
  1. Quiérete seas como seas, aprende a amar cada pliegue de la piel que habitas.
  2. Mantén tu cuerpo hidratado, nutrido y limpio.
  3. Usa ropa que exprese tu personalidad, que te haga sentir cómodo/a. Esa es la mejor moda.
  4. Pollas y Coños cuidados (me da igual que te gusten los pelos o no, hay que mantener una higiene básica). Tiene que estar limpio.

Lo digo por experiencia…

Tendría que haberlo puesto en práctica ayer cuando fui de prisa al súper: olía a fritanga, no me había depilado y por si fuera poco, estaba sin duchar… vamos, lo normal de un domingo que estás en casa marujeando y  te das cuenta que te faltan huevos para la receta…

Para mi desgracia a “Moreno cachas follable” le dio también por hacer la compra,  y seguramente, él no habría reparado en mi coleta despeinada y no sé si le habría importado que oliera a lo que sea, si le hubiese propuesto chupársela al acabar la compra,  pero no pude, ¡Me sentía fea! ¡Mierda! Qué oportunidad desperdiciada por mi falta de seguridad!

Como soy muy optimista y aprendo rápido de mis errores, me he prometido que no volverá a pasar, así que  después de acabar la receta de los huevos,  me duché y  me di un premio de consolación (nunca mejor dicho). Y me quedé a gusto en cama leyendo, que es lo que toca el domingo.

Por eso hoy voy de consejera: siéntete guapo o guapa siempre, seguramente no volveré a ver a ese morenazo, pero prometo por mí y por mi  autoestima que la próxima vez que vaya al súper habré cumplido con lo básico.

¿Qué es ser guapo o ser guapa?

No hay nada más sexy y hermoso que alguien que esté seguro/a de sí mismo/a. Ser guapo o guapa es un concepto muy subjetivo que, además, cambia constantemente según los cánones de moda.

Para mí la respuesta es irrefutable: da igual la talla, la armonía en las facciones, el pelo o el estilo.

La atracción la ejerce quién, teniendo más o menos atributos, es capaz de mostrarse cómo es y seducir sin complejos ni vergüenzas.

Candela M.

El Botón Rojo

Yo: ¿mamá que es el clítoris?

Mama: “Es un botón que tienes en tu cuerpo que al tocarlo libera más energía que una bomba atómica, te doblega, te descontrola, te lleva a sitios maravillosos donde nunca pensaste estar. Así que, si vas a tocarlo, debes estar segura que eres capaz de controlar ese poder.”

No es un fragmento de diálogo sacado de una película, no.  

Así era mi madre, abierta y sincera. Y así me crié yo, sin prohibiciones.

El caso es que eso bastó para no tocarlo hasta bien entrada mi adolescencia. Esta claro que lo prohibido es mas divertido.

A mi clítoris le gusta que lo acaricien, suave al principio y fuerte después, le gustan los lametones, le gustan los aparatos con pilas, el telefonillo de la ducha, mis dedos, los dedos de quien le sepa tocar, le gusta restregarse con todo lo que puede (almohadas, lencería fina, etc.) le encanta que jueguen con él.

Si,  el clítoris ES DONDE ESTA EL PLACER y no voy a entrar en el eterno debate Freudiano acerca de la madurez o los tipos de orgasmo. Mucho se ha escrito sobre éste tema,  pero la única conclusión (dada mi extensísima experiencia) es que si follas sin tomar en cuenta el clítoris no has follado bien.

Así que dejemos las cosas claras:

  •  Somos libres de tocarnos el clítoris cada vez que nos apetezca, sea follando o masturbándonos. Simplemente porque nos gusta.
  •  Si llego o no al orgasmo tocándome el clítoris, no es problema de nadie, es algo entre mi clítoris y yo.
  • El Clítoris es una parte importantísisma de tu cuerpo, y como todos los cuerpos son diferentes, los clítoris también tienen diferentes formas y tamaños: el que tienes es el mejor. Te lo aseguro!
  • Todos los juegos están permitidos siempre y cuando,  quien me folle,  respete los 5 mandamientos:
  1. No lo morderás (algún bocadito suave y sensual se acepta)
  2. No le quitarás la «capucha» para tocar bruscamente «lo que hay dentro».
  3. No irás directo a él sin haber tocado algo más.
  4. Frotarás y apretarás con la presión correcta, yo te indicaré cómo ( y tu obedecerás).
  5. Puedes experimentar con geles, cremas, hielo, nocilla, vino o lo que quieras. Puedes echar encima lo que quieras para chupar y lamer, pero si no tienes nada a mano, te lo debes comer también!

En resumen:

Chicas el Clítoris es vuestro y vosotras ponéis las reglas.

Candela M.

Follando como Caracoles

Esta mañana he salido a dar un paseo otoñal (por aquello de que hay que llevar una vida sana), y con lo que he visto en mi paseo, hago una pequeña refleSEXión.

Anoche llovió, y como hoy ha salido el sol, el campo estaba lleno de caracoles. Me gustan los caracoles, me producen un poco de envidia: no se estresan y  salen solo cuando hay sol.

¿Habéis visto caracoles follando? ¡Son unos campeones! porque son hermafroditas, es decir que se la meten mientras la meten; por lo visto, los dos tienen polla y coño se conectan simultáneamente dando y recibiendo. Oooh! Debe ser increíble poder hacer esto!  No os equivoquéis, me encanta ser mujer pero a veces fantaseo con tener una buena polla!

Los polvos de los caracoles sol lentos y llenos de fluidos. Como debe ser, el sexo es húmedo y nos guste más o menos (otro día hablaremos más detalladamente de tragar fluidos) estar lubricados es súper excitante.

Me da igual que uséis saliva o lubricantes comerciales, la regla es sencilla: a más líquido  más placer. No me limito con esto a que la mujer esté lubricada, ya sabemos que las glándulas de Bartolino (así se llaman las encargadas de activarse cuando estamos cachondas) funcionan diferente en cada mujer y que  los chicos también generan fluidos antes de eyacular. Hay que ser imaginativo, no es lo mismo masturbarse “a pelo” que con los dedos llenos de lubricantes…

Reflesexión acerca de los caracoles
¿No te da envidia cómo follan los caracoles?

Esta mañana he dado un casto paseo por el campo y he acabado cachonda perdida, no me canso de repetirlo, mi mejor órgano sexual es mi cerebro.

He visto caracoles, todos mojados, llenos de fluidos y he pensado en sexo: cuerpos suaves, piel desnuda y brillante, sexo sin prisa,  una orgía de estímulos táctiles, todos allí, deslizándonos y acompasados. No hay nada mas placentero que follar como caracoles.

Ya tengo plan para el fin de semana!

Candela M.

¿Eres un Placérido?

¿Eres un Placérido?

Antes de leer este artículo te recomiendo que teclees en Google la palabra Placerído e intentes encontrar su definición… Upsss …..La búsqueda de placérido no obtuvo ningún resultado.

Pero te voy a dar una pista: yo soy Placérida y puede que tú también.

A lo largo de toda la historia de la humanidad los pensadores antiguos y modernos de todas las culturas se han planteado cuestiones acerca del PLACER. Y es que el tema da para mucho: hablar de placer es hablar de química, de filosofía, de arte, de psicología, etc. Podemos hablar en sentido objetivo o subjetivo, literal o figurado, espiritual o terrenal. Podría de hecho, escribir del placer y acabar hablando de hormonas o de ética. El placer es un término ambiguo y equívoco que tiene que ver con la respuesta del sujeto a la consecución de un bien o a la satisfacción plena de una necesidad y como éste no un blog dedicado a la ciencia médica ni al hedonismo yo me voy a limitar a hablar del placer sexual.

El placer sexual se refiere al disfrute y goce de las relaciones sexuales (que obviamente no se limitan solo al coito) y aunque en el plano de la sexualidad el placer está directamente relacionado con el orgasmo, no debemos limitarnos a pensar que el fin del sexo es el clímax. Es importante experimentar y disfrutar de todas las sensaciones placenteras a través de los cinco sentidos porque el sexo es un TODO que empieza en nuestro cerebro, pasa por cada parte de nuestro cuerpo y termina otra vez en el cerebro. Es un círculo sin final cuyo objetivo puede ser simplemente el placer por el placer, más allá de que exista o no orgasmo.

El placer de tus propias manos acariciando alguna parte erógena de tu cuerpo, el placer de enviar una foto subida de tono a alguien, el placer de saborear esa mezcla de dulce y acido de nuestros fluidos, el placer de una mirada o un pensamiento. Disfrutar de placentera sensación de poder o de sumisión, de la promiscuidad o la exclusividad, de la sensación de frotarse o agarrarse, de subirse a unos tacones o de fetichizar algo, de desnudarse en un sitio prohibido, de hablar de sexo sin tocar, de ver buen porno o excitarse leyendo algún relato erótico. Simplemente el placer por el placer.

Recuperemos el placer por el placer

A veces le damos demasiada importancia al punto máximo de excitación (y puede ser frustrante) dejando de lado todo lo excitante que es subir cada peldaño hasta llegar al orgasmo. No digo que no sea importante “correrse” solo te invito a que seas un poco más placérido o placérida y disfrutes de cada estímulo. No podemos seguir sobrevalorando el orgasmo y restando importancia a todo lo que nos podría llevar a él.

Mi incansable pasión por las palabras me ha llevado a inventar el término Placérido/a para definir a las personas que disfrutan del placer del placer. ¿Eres tú uno de ellos?

Si te ha gustado el artículo puedes unirte a la comunidad de placéridos más sexogámica de la red en Facebook o Google +

 

 

Día de la Mujer

Día de la Mujer

Hoy es un día especial, el día de la mujer, no solo porque se conmemore la lucha que llevamos años librando para tener igualdad en la sociedad, sino porque cada vez, más mujeres somos conscientes de que sea cual sea nuestra situación, formamos parte de la batalla.

Según la ONU más de 140  países garantizan la igualdad de género en sus constituciones pero todavía las mujeres enfrentan desigualdades directas e indirectas a través de leyes, políticas, estereotipos y prácticas sociales pues la igualdad de género ante la ley no siempre se lleva a la práctica.

Lo hemos visto la semana pasada: “Más débiles, más pequeñas y menos inteligentes…” así somos las mujeres según el eurodiputado ultraderechista polaco Janusz Korwin-Mikke. Lo que justifica para éste misógino que debamos ganar menos dinero, haciendo el mismo trabajo que los hombres.

Nos siguen humillando y maltratando incluso desde los más altos escaños. Por eso, la lucha es de todas y cada una de las mujeres que vivimos en esta sociedad.

El machismo, esa estructura social opresora invisible, no es exclusivo de los hombres y hoy quiero reflexionar acerca de lo que podemos hacer nosotras por nosotras mismas. Hay un cambio grande que debemos hacer sin esperar que los gobiernos tomen medidas, un cambio profundo en nuestra actitud que a la larga hará un cambio significativo, estoy segura.

Comencemos por dejar de ser tan lagartas, porque lo creamos o no muchas de las actitudes que consideramos normales entre mujeres ayudan a sostener ese tejido patriarcal.

Dejemos de criticarnos por como vestimos, por como tratamos con los hombres, por como obtenemos los logros. ¡No nos llamemos zorras entre nosotras! Dejemos de criar niñas princesas que sueñen con un príncipe azul y quieran entregar al enamorarse “su flor” como un premio.

Nuestra vagina y nuestra virginidad no es un tesoro, es una parte del cuerpo que se merece cuidado y atención como las demás, dejemos de mitificar el amor y mezclarlo con el placer sexual. Enseñemos a los jóvenes que la única regla REAL en amor y el sexo  es que todos estén de acuerdo y se respeten.

Mujeres del mundo: Disfrutemos del sexo, no nos conformemos con la pasividad, no perpetuemos el cliché de que por acostarnos sin amor somos putas, defendamos nuestro derecho a masturbarnos y pensar en sexo tanto como los hombres, seamos sinceras con los orgasmos, ¡basta de complacencia!

La lucha por la igualdad empieza en nuestra cabeza, en nuestras camas y en nuestras vaginas.

A todas las que luchan con su sexo a favor de todas las mujeres del mundo Feliz Día de la Mujer.

A todos los hombres que nos respetáis como seres iguales, que sabéis que estamos aquí en condiciones equitativas, que os tomáis el tiempo para saber cómo complacernos y que sabéis que la única hostia que nos gusta es la que os damos permiso de dar jugando. Gracias por ser nuestros compañeros de lucha.

Minerva M.

Fieles al Sexo – Tercera Parte

Fieles al Sexo – Tercera Parte

Continuando con la serie acerca del mundo Swinger, vamos a profundizar en los aspectos prácticos:

¿Qué debe tener en cuenta una pareja que quiera experimentar con el intercambio?  ¿Cómo podemos iniciarnos? ¿Qué consecuencias tiene?

Lo primero y más importante a tomar en cuenta es que dar el paso de la fantasía a la realidad debe ser una cosa de los dos, ambos miembros de la pareja deben tener claro a lo que se están exponiendo. Traspasar la frontera e incluir a alguien físicamente en el acto sexual puede tener consecuencias muy positivas si se tienen claros los límites y se cumplen las expectativas, pero si alguno de los dos se siente forzado entonces las consecuencias son nefastas. No existen datos acerca de cuantas parejas “prueban” y no repiten (ni cuantas rompen después de eso) o de cuantas adoptan el Swinging como estilo de vida o lo hacen ocasionalmente.  Pero lo cierto es que la comunicación, la confianza y la transparencia  juegan un papel importante.

Explorar la sexualidad a través de este tipo de prácticas es como abrir la caja de Pandora.

Cuando leí el comentario de la Primera Vez, pensé: “que bien lo ha hecho éste chico”, pues en este caso, él ya había tenido una experiencia previa y quería iniciar a su compañera en el mundillo, por lo que procuró en todo momento que ella estuviese cómoda respetando sus necesidades. Si vais a pasar a la acción y tenéis decidido probar éste es el paso a paso que recomiendo:

  1. Infórmate de los lugares de intercambio de tu zona y elije alguno que se adapte a tu estilo: Ir no implica dar el paso, se puede entrar y tomar una copa, se trata de tomar contacto. Para algunas personas este tipo de bares son impersonales y prefieren quedar en casa o en un hotel. Yo recomiendo empezar por un pub porque no hay compromiso, ni presión y me parece más seguro, más neutral.
  2. Pacta con tu pareja: Antes de ir debéis tener claro hasta donde se quiere llegar, aunque el límite sea “no hay límites” debe estar hablado y consensuado previamente.
  3. Explica a la otra pareja claramente lo que no estáis dispuestos a hacer: Ser “nuevo” en este mundo no es malo, lo malo es dar falsas expectativas a los demás y hacerles perder el tiempo, si no estáis seguros de lo que queréis hacer también debéis hacerlo saber.
  4. Conoce a tu pareja, poner claves o contraseñas es útil: Ligar es difícil siempre, pero ligar a 4 es una situación impredecible, puede que a ti te guste la chica y a tu pareja no le guste el chico, o viceversa, en estos casos es importante entender las señales del compañero antes de decidir unilateralmente si pasar a la acción.
  5. Observa, disfruta, siente y haz sentir: Si finalmente sucede que sí, que la situación se pone caliente, recuerda siempre que el objetivo es pasarlo bien. Los complejos, los celos y los malos rollos no están invitados a la fiesta liberal. Pon todos tus sentidos en el placer y procura a tu pareja comodidad para que disfrute.

Pero.. ¿Existen normas?

Cada pareja tiene sus propias normas, cada local tiene algunas premisas básicas que compartirán con vosotros, lo cierto es que no hay nada escrito oficialmente, pero existen   5 reglas de oro que debes respetar si quieres disfrutar en este ambiente:

  1. No te metas en la relación sentimental de los otros. Nunca invadas territorios que no te pertenecen.
  2. NO ES NO, no obligues a nadie a hacer algo que no quiere, respeta cuando te digan que pares.
  3. Protege el anonimato de los Swingers, utiliza seudónimos, no proporciones teléfonos, direcciones o nombres de terceros, sin autorización
  4. Cuida tu higiene y aseo personal.
  5. Practica sexo seguro.

Dicho esto, ya solo queda que reflexiones en pareja acerca de las ventajas o inconvenientes que puede tener hacer este tipo de vida. Ser Swinger es una opción, una práctica sexual como cualquier otra, pero está claro que se requiere mucha confianza en la pareja y para que funcione ninguno de los dos debe sentirse presionado. No debe usarse para evitar la rutina si la pareja tiene problemas, todo lo contrario, solo las parejas fuertes y resistentes pueden atreverse a agregar un poco de picante en su vida sexual. Añadir ese punto de secreto y morbo suele ser positivo en parejas estables, pero si alguno de los dos no está conforme o quiere abandonar la práctica los problemas están servidos.

Espero que hayas aclarado tus dudas, pero si quieres saber algo sabes que puedo contestarte personalmente al correo candela@elsexoloestodo.com

Si te gustó el arículo compártelo, nunca sabes quién en tu muro es Swinger  😉

Candela M.