Como dije antes el orgasmo en la cultura occidental suele equipararse con esa arca sagrada que buscaba Indiana Jones: es algo poderoso y casi místico que no todos conocen, pero todos desean… quizás por eso, alrededor del concepto de orgasmo existan tantos mitos y leyendas urbanas que se mantienen aún en nuestros días.
Estoy harta de las eternas dudas: ¿Orgasmo Clitoriano o Vaginal? ¿Multiorgásmica o Monorgásmica? ¿Orgasmo simultáneo  en pareja? Y un largo etc.
En el sexo no se trata de decidir si eres de colacao o de nesquik, debemos desterrar YA los mitos y etiquetas que rodean al clímax.

Dejemos a los profesionales de la psicología y la sexología hacer su trabajo, y si tu no lo eres te recomiendo que no te comas la cabeza pensando en los tipos de orgasmos y sus consecuencias.

Lo mejor como seres humanos “follantes” – y a veces pensantes- es dejar de darle vueltas. Centrémonos en una cosa: EL ORGASMO ES EL FINAL DE LA ESCALERA, si subimos sin problemas (sea por una vía u otra, solos o acompañados, una o muchas veces) y eso nos hace sentir bien, y estamos bien en todos los demás aspectos de nuestra vida sexual ¿Cuál es el problema?. ¿Por qué poner un nombre a todo? Los verdaderos problemas psicosexuales no se resumen en una palabra. Disfruta de tu orgasmo y encuéntralo como puedas. Solo hay una regla de oro para que el clímax sea sano: disfruto, tengo placer y no hago daño a nadie. ¿Sencillo no?
Así que cuando me preguntan acerca del tema siempre lo zanjo muy fácilmente: menos hablar y discutir de mis tipos de orgasmos y más follar para tenerlos, mi orgasmo es mío y nadie me dirá si es bueno o es malo.  Si hubiese querido profundizar en la conducta y comprender el desarrollo mental de la humanidad habría estudiado para ello, en su lugar he preferido profundizar en mi vagina y comprender que el placer está dentro de mí.
Somos seres sexuales que evolucionamos y aprendemos, a veces podemos tener un placer intenso repetidamente y otras veces solo tenerlo una vez. ¿Qué más da? Dejemos ya de pensar en términos de palabras que señalen o condicionen nuestro sexo y simplemente follemos.  Disfruta de tu sexo sea como sea que te guste.

El único final feliz que conozco es El Orgasmo.

¡Feliz fin de semana!

Minerva M.

Orgasmo IV – Ultimo post – Menos palabras y mas disfrutar.
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Uso de cookies

tenemos cookies...y lo sabes! si continuas aqui aceptas la politica política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies