Al episodio de mi clienta (que dio inicio a esta serie de post) lo llamaría “En Busca del Orgasmo Perdido” y no, no hace falta convertirse en Indiana Jones para conseguirlo, aquí te dejo 7 pistas para encontrarlo:

  1.  Tómate tiempo para explorar tu vulva: La mayoría de las mujeres nunca han practicado este ejercicio y desconocen totalmente su órgano sexual. Esto a los chicos no les suele pasar, puesto que desde que nacen su maravillosa anatomía les da acceso a jugar con su pene y testículos que cuelgan libremente de su cuerpo, la niñas sin embargo vienen “de serie” con la dificultad de conocerse, la vagina esta oculta “allí abajo” donde además en la mayoría de las culturas “no se toca”.      Con un espejo identifica las partes visibles e introduce los dedos    en el interior de la vagina  para sentir la textura y aprender a identificar tus partes. Debes hacerlo en la intimidad y la comodidad de tu baño o cama, con tranquilidad y sin prisas, mirar bien, tocar bien y aprender a identificar cada parte (labios, clítoris, etc.). Conoce tu olor, tu color y hasta tu sabor.
  2. Mastúrbate: Difícilmente llegues a un orgasmo en pareja si previamente no te los has proporcionado tú, debes aprender a conocer que te gusta, donde y con qué intensidad. Se trata de ensayo y error, hay que practicarlo muchas veces para conseguirlo. Masturbarse es darse placer a uno mismo y debes encontrar la manera de satisfacerte. Toca todo tu cuerpo y descúbrete.
  3. Visualiza tu orgasmo: Si no has tenido un orgasmo o te cuesta llegar a él, difícilmente sabes cómo reaccionas al tener uno. Algunas mujeres gritan, lloran o simplemente ríen, cada una reacciona diferente e incluso a veces los orgasmos tienen diferentes efectos en la misma persona. Pero en este ejercicio te propongo que te visualices teniendo un orgasmo, imagina tus músculos contraídos, tu pulso acelerado y tu cara de placer, piensa que SI es posible.  ¡Pero atención! no siempre se parece a lo que vemos en las pelis: no se trata de actuar, se trata de reaccionar.
  4. Regálate un juguete: Tengas pareja o no, tener un pequeño aparato para jugar y explorar es siempre una buena inversión, puede ser un dildo o algún vibrador de clítoris, eso es algo muy personal, se trata de ir probando. Si bien es cierto que en los últimos años tener un juguete se ha normalizado en nuestra sociedad, aún quedan muchas mesillas de noche sin uno. Compra uno bueno, no escatimes en calidad porque a la larga se nota y manten las normas de higiene (lavarlo bien, dejar secar sin contacto y volver a guardar en un sitio limpio y protegido).
  5. El lubricante debe ser tu mejor amigo. Lubriques naturalmente o no, tener a mano un lubricante (de la farmacia o del sex-shop) te ayudará a conseguir una sensación muy agradable. La vagina debe estar siempre hidratada y húmeda. Por favor NUNCA USES ACEITE DE BEBE, contraria a la creencia popular los aceites y vaselinas son abrasivos y no respetan el Ph de la vagina.
  6. No tengas miedo de hablarlo: Explicar tu dificultad a las personas en las que confías (amigas, hermanas, pareja, etc.) es el primer paso para asumir que tienes un problema y a veces la solución está más cerca de lo que crees. Cada una tiene una manera de masturbarse y cuando las chicas nos contamos las dudas o trucos aprendemos más de nosotras mismas y nos sentimos con más libertad de disfrutar. Es curioso que los chicos ya en la adolescencia tengan conversaciones del tipo “yo cuando me corro lleno medio vaso de semen” y nosotras sin embargo seamos incapaces de asumir (en muchos casos) que nos masturbamos o que no hemos conseguido corrernos. Si eres capaz de hablarlo con tu pareja y ésta se involucra la búsqueda será más exitosa.
  7. Piensa en sexo: este tema lo explicaba en mi post para subir la libido  recuerda que si no hay suficiente excitación y deseo sexual es imposible llegar al orgasmo.

Tener orgasmos no lo es todo en el sexo, pero es sano y necesario, los estudios son concluyentes: ayuda a oxigenar el cuerpo, es antidepresivo, quema calorías, fortalece el sistema inmunológico y hasta se ha relacionado sus efectos en la baja incidencia del cáncer o enfermedades cardíacas.  La falta de Orgasmos es un problema de salud. No hay duda.

Dicho esto, ponte manos a la obra y concédete 1 mes para experimentar y practicar todas las técnicas, si al finalizar ese plazo no lo has conseguido debes ir SIN DUDARLO a un profesional.

Minerva M.

 

Orgasmo III Parte – En busca del Orgasmo Perdido en 7 pasos
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Uso de cookies

tenemos cookies...y lo sabes! si continuas aqui aceptas la politica política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies