Sí, soy una Chupapollas, lo digo categóricamente. La mayoría de las estrechas de mente piensan que arrodillarse frente a un tío y comérsela representa un acto de sumisión absoluta. Yo sin embargo, creo que es al revés: Cuando tienes en tus manos su miembro eres superior, tu controlas la situación desde que lo sacas del calzoncillo, tu marcas el ritmo al que debe crecer, lo tocas, lo acaricias, le tienes “cogido por los huevos”.
Frente a ti ya no hay un hombre racional, ahora es  un súbdito de tu lengua que cumplirá tus deseos como un genio de la lámpara si tú aprendes a frotarlo.

Está claro que Cleopatra ya lo sabía, dicen que llego a chupársela a más de 100 soldados en una noche, no se resistió ni César ni Marco Antonio…  no hay hombre que se resista ante una buena Felatriz.  Es tal el poder del blowjob que la mayoría de los hombres han intentado hacerse una autofelación, al menos,  una vez en su vida. Está comprobado, aunque la mayoría no quiera admitirlo.

No sé por qué le llaman sexo oral, es un término aburrido para algo tan divertido y satisfactorio, reconozcámoslo: ¡Es delicioso! Cuando haces una buena mamada tus sentidos se activan, se dispara el deseo… ¡Yo hasta llegado a tener orgasmos!

Hacer una felación requiere práctica y técnica, no se logra ser una maestra en éste arte de la noche a la mañana.

Te daría unos consejos sobre cómo hacerlo con éxito, pero lamentablemente para esto no hay reglas específicas, existen manuales en las librerías, videomanuales y hasta  tutoriales en internet,  pero dada mi experiencia a cada chico le gusta de una manera diferente. En todo caso, he aquí algunas cuestiones para reflexionar:

No nos gusta que nos cojan de la cabeza y nos «follen por la boca» como si de una peli porno  se tratara. ¿o si?

No debemos invitar a los dientes a la fiesta de la felación ¿o si?

Me debes avisar antes de correrte en mi boca ¿o no?

Me gusta más que me la coman, que comérmela ¿o no?
La garganta profunda es un mito del cine X  ¿o no?

El debate está servido y para zanjarlo he aquí  el mandamiento principal de la felación:

Disfrútalo, si lo vas a hacer sólo para complacerle, no lo hagas.

¿Has probado a comerte un hielo antes de empezar? ¿y un caramelo de menta? La explosión de frío y calor es algo interesante…Prueba, experimenta, juega, babea, mójate.

Lollipop Mika!

Candela M.