De Filias y Etiquetas – Las 13 más comunes

De Filias y Etiquetas – Las 13 más comunes

El Sexo lo es Todo, y el Todo no tiene etiqueta. Por eso, en cuanto a las filias, etiquetas y  «desórdenes» de excitación sexual tengo una opinión muy clara:

Si el sexo es consentido entre las partes implicadas y produce placer: NO es una desviación.

Si por el contrario, alguna de las partes implicadas NO está a gusto y eso te da igual, o el acto sexual produce otra sensación que no sea placer,  está claro que tienes un problema y debes tratarlo.

Dicho esto, aquí os dejo una lista de  13 Filias  que yo sacaría de los diccionarios por ser mucho más comunes de lo que creemos, y que bien practicadas pueden llegar a ser súper excitantes.

  1. BDSM es un acrónimo que  abarca un grupo de prácticas y fantasías sexuales. (Bondage, Disciplina y Dominación; Sumisión y Sadismo; y Masoquismo). Todas relacionadas entre sí y vinculadas a lo que se denomina sexualidades no convencionales o alternativas. Pero que también se practican de manera independiente. Hasta ahora el BDSM era un tema tabú, afortunadamente el Sr. Grey llego a nuestras mesillas de noche para abrir más de una cabeza reprimida.  Parece que la Sra. James ha hecho más por la sexología que muchos reputados sexólogos del siglo XX. Porque –tema literario aparte– ¿quién no ha jugado con unas esposas?
  2. Exhibicionismo consiste en la exposición en público del cuerpo desnudo y la obtención de placer al ser observado. Es curioso que esto sea catalogado como una filia, Si fuésemos libres para ir desnudos y aceptar nuestro cuerpo naturalmente no tendríamos tantos desordenes como sociedad.   Soy una exhibicionista nata, en el coche a veces paso cerca de los camiones muy despacio y dejo que me vean, es un subidón de libido subirme la falda y verle la cara al suertudo chófer que ya tiene material para cascársela todo el camino.
  3. Fetichismo Es un trastorno  a través del cual se obtiene la satisfacción sexual a través de una prenda de vestir o parte del cuerpo en particular. Ropa interior, zapatos, botas, son fetiches comunes. El individuo se masturba mientras sostiene, acaricia o ve el fetiche o le pide al compañero que se lo ponga.  Los fetiches… a ellos dedicaré un post exclusivamente porque es un tema para hablarlo con calma. Todos en mayor o menor medida somos fetichistas, aquí viene el más conocido de todos:
  4. Altocalcifilia: Atracción por los zapatos de tacón alto como fetiche. Me declaro fetichista y altocalcifílica, me da igual que mis amigas feministas se sientan oprimidas por usar tacón, pero lo reconozco, te plantas unos taconazos y te sientes sexy. Está científicamente probado.
  5. Otofilia: La atracción por las orejas. Está claro que ver una oreja no pone cachondo a nadie, pero es una zona erógena súper importante. Hay todo un laberinto de cartílagos y piel suave que es susceptible de susurros, mordiscos y lametones… Puede que te guste hacerlo o que te lo hagan.
  6. Alopelia: Experimentar un orgasmo viendo a otras personas manteniendo relaciones sexuales. No me digáis que no. El porno existe porque nos gusta ver a los demás follando, pero la verdad es que, más allá de las películas el ver sexo en vivo en súper excitante.
  7. Acomoclitismo: Excitación por los genitales lampiños o depilados. Bueno, de esto solo diré que en el mundo de los genitales también las modas cambian, y si no que se lo pregunten a Julia Roberts o Cameron Díaz.
  8. Alorgasmia: Excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja. Para mí esto claramente no es una filia: es una necesidad de las parejas estables. Porque follar más de 5 años con la misma persona requiere mucha imaginación para escapar de la rutina y que tu cerebro haga un ejercicio mental de “infidelidad” más que una desviación sexual es una garantía de orgasmo.
  9. Alotriorastia: Excitación por parejas sexuales de otras razas.  Que levante la mano quien no juegue a tachar de la lista las razas y nacionalidades de los polvos. ¿Qué no? ¡Pues ya tienes deberes! Esto es como plantar un árbol antes de los 30, es algo que hay que hacer, por la pluriculturalidad, por abrir horizontes, a favor de la tolerancia, y  por expandir los parámetros de placer: Que si los asiáticos la tienen pequeña, los negros grandes… ¿es un mito urbano? ¡La única manera de saberlo es follarte uno de cada!
  10. Olfatofilia u Olfactofilia: Atracción por el olor de distintas partes del cuerpo de la pareja, en especial el de las zonas erógenas. Me permito una opinión muy tajante: El perfume es para la primera impresión, un acercamiento con alguien que huele bien es más fácil, pero luego, a la hora de la excitación sexual lo que cuenta es el olor natural, somos animales, es así. El coño, el culo y la polla tienen que oler a eso: a coño limpio, a polla limpia y a culo limpio. No a flores de jazmín ¡- a menos que seas avidosómico y quieras excitar a un colibrí-!
  11. Odaxelagnia: Excitación producida al morder o ser mordido por la pareja. ¡Mmmm! sin comentarios.
  12. Erotofonofilia: atracción a realizar llamadas telefónicas utilizando lenguaje erótico.                          

 Hola ¿Qué llevas puesto?

-Nada, estoy desnuda en la cama, estaba pensando en ti, me estaba tocando como te tocaste ayer.

-Dime donde tienes la mano…

Desde luego es divertidísimo poner a alguien cachondo por teléfono, se aceptan variables (whatsapp, SMS, mail, etc.) siempre que no te vean, la fantasía echa a volar.

13.  Clastomanía: tendencia a excitarse rompiendo la ropa de la pareja. Cuando un polvo es tan salvaje para que te rompan las bragas, te empotren contra la mesa y te la metan por detrás casi sin que te dé tiempo a respirar es lo mejor. No veo que hay de malo en ello…

 Nota: Las opiniones expresadas aquí no son producto de un estudio psicológico, No quiero entrar en detalles teóricos, las etiquetas no aplican  a la gente sana y abierta porque TODOS en un momento podemos ser fetichistas, masoquistas, exhibicionistas,  clastomaníacos, erotofonolíacos y un largo etcétera.  Que nos guste en un momento dado y nos excite hacer algo no quiere decir que seamos unos depravados.  Disfruta del sexo abierta y sanamente.

No te olvides de seguirnos en redes y contarnos que te gusta hacer a ti!

 

Minerva M.