Ya he dejado claro que la eyaculación femenina es posible, también ha quedado claro que
no se trata de esos chorros que salen en el porno y que es probable que alrededor de la mitad de las mujeres estén fisiológicamente preparadas para hacerlo según el desarrollo de sus glándulas de Skene.

¿Quieres intentar ser una squirter? ¿Cómo conseguirlo?

  1. Relaja tu mente y concéntrate en lo que quieres hacer, elimina los prejuicios y las dudas e intenta ser consciente de tu cuerpo, siente tus reacciones.
  2. Debes estar suficientemente excitada antes de empezar la estimulación puntual, tanto si estás sola como si estas en pareja, esto se debe hacer en ese punto donde cuando estás muy, muy caliente, pero sin haberte corrido.
  3. Relaja la pelvis y separa las piernas lo más posible, penetra tu vagina con los dedos corazón y anular (pon la mano como cuando spiderman lanza telarañas) y busca el Punto G y presiónalo de forma rítmica de la manera  que más te guste, aunque no está comprobado que exista una relación directa entre el punto G y la eyaculación, la mayoría de las mujeres necesitan esa estimulación para conseguirlo. La muñeca debe estar quieta, mueve solo los dedos (como si estuvieras llamando a alguien). Utiliza el pulgar o la otra mano para masajear el clítoris, mastúrbate normalmente sin dejar de hacer presión desde dentro, es probable que sientas que tienes ganas de hacer pis, es normal, olvídate de esa sensación y piensa en algo excitante, mantén tu mente en donde debe estar. Aprieta las nalgas y mueve la pelvis para conseguir que se contraigan los músculos. ¡Y no pares hasta que te corras!

Consejos para hacerlo más fácil:

  1. En vez de los dedos usa un juguete vibrador, los hay específicos para estimular el punto G (son pequeños y con forma curvada)
  2. Coloca una almohada debajo de tu pelvis, ayuda a relajarla y ponerla en una postura más cómoda.
  3. Usa lubricante, al principio puede que no quieras porque si eyaculas poco no lo notarás, pero se trata de hacer la masturbación lo más placentera posible y créeme el lubricante mejora la sensación táctil.
  4. Escucha a tu cuerpo y haz lo que te pida, no hay fórmulas mágicas, cada mujer es diferente, hay algunas que consiguen eyacular solo si están boca abajo así que prueba, a partir de estas pautas lo que te venga a ti mejor.
  5. No te frustres si no lo consigues, tomate esto como un juego más, una actividad más de todas las que puedes hacer en el sexo, puede que lo consigas después de muchos intentos (yo tardé años), o puede que no lo hagas nunca, en todo caso es divertido intentarlo. ¡Disfruta!
  6. Si eres un chico y estás leyendo esto para aprender a hacerlo, las pautas son las mismas, debes estar atento a sus gestos y a sus instrucciones, reconocerás el Punto G (si no lo conoces aún) porque es un poco más rugoso que el resto del interior de la vagina y porque si lo aprietas ella tendrá ganas de hacer pis. Procura haberte corrido antes porque esto puede que tarde mucho, tómatelo con paciencia y disfruta!

¡Espero que por lo menos consigas conocerte y tener unos buenos orgasmos!

Cuéntame tus experiencias en candela@elsexoloestodo.com

Candela M.