Yo: ¿mamá que es el clítoris?

Mama: “Es un botón que tienes en tu cuerpo que al tocarlo libera más energía que una bomba atómica, te doblega, te descontrola, te lleva a sitios maravillosos donde nunca pensaste estar. Así que, si vas a tocarlo, debes estar segura que eres capaz de controlar ese poder.”

No es un fragmento de diálogo sacado de una película, no.  

Así era mi madre, abierta y sincera. Y así me crié yo, sin prohibiciones.

El caso es que eso bastó para no tocarlo hasta bien entrada mi adolescencia. Esta claro que lo prohibido es mas divertido.

A mi clítoris le gusta que lo acaricien, suave al principio y fuerte después, le gustan los lametones, le gustan los aparatos con pilas, el telefonillo de la ducha, mis dedos, los dedos de quien le sepa tocar, le gusta restregarse con todo lo que puede (almohadas, lencería fina, etc.) le encanta que jueguen con él.

Si,  el clítoris ES DONDE ESTA EL PLACER y no voy a entrar en el eterno debate Freudiano acerca de la madurez o los tipos de orgasmo. Mucho se ha escrito sobre éste tema,  pero la única conclusión (dada mi extensísima experiencia) es que si follas sin tomar en cuenta el clítoris no has follado bien.

Así que dejemos las cosas claras:

  •  Somos libres de tocarnos el clítoris cada vez que nos apetezca, sea follando o masturbándonos. Simplemente porque nos gusta.
  •  Si llego o no al orgasmo tocándome el clítoris, no es problema de nadie, es algo entre mi clítoris y yo.
  • El Clítoris es una parte importantísisma de tu cuerpo, y como todos los cuerpos son diferentes, los clítoris también tienen diferentes formas y tamaños: el que tienes es el mejor. Te lo aseguro!
  • Todos los juegos están permitidos siempre y cuando,  quien me folle,  respete los 5 mandamientos:
  1. No lo morderás (algún bocadito suave y sensual se acepta)
  2. No le quitarás la «capucha» para tocar bruscamente «lo que hay dentro».
  3. No irás directo a él sin haber tocado algo más.
  4. Frotarás y apretarás con la presión correcta, yo te indicaré cómo ( y tu obedecerás).
  5. Puedes experimentar con geles, cremas, hielo, nocilla, vino o lo que quieras. Puedes echar encima lo que quieras para chupar y lamer, pero si no tienes nada a mano, te lo debes comer también!

En resumen:

Chicas el Clítoris es vuestro y vosotras ponéis las reglas.

Candela M.