Insisto, me gustan poco las llamadas filias, en el sexo todo es normal si es consentido, maduro y placentero.

Pero ciertamente existen cosas que hacen que a veces mi mente se bloquee, en plan “ha ocurrido un error y tu mente súper-abierta debe reiniciarse, puede que el proceso tarde unos minutos”  es decir, ¿Really George? Más que nada porque cada día leo cosas nuevas y etiquetas sacadas de la chistera… o de alguna consulta psiquiátrica con muy pocas luces.

No quiero hablar de las que ya todos conocemos como la coprofilia (heces) y la emetofilia (vómitos) que aunque es peculiar, no es muy extraño, tampoco entraré a hablar de aquellas filias que constituyen un delito, porque más que peculiar es una barbaridad que no merece ni ser nombrada.

13 Filias Extrañas:

Esta lista lo único que pretende es mostrar al mundo que los seres humanos somos raros, raros, raros…. Y eso es Genial!

  1. Dendrofília: Se trata del deseo por los árboles y vegetales, y que sepáis que no entra lo de masturbarse con un calabacín.
  2. Avisodomía: Es la excitación producida al tener relaciones con aves. Todos hemos oído historias de los pueblos en los que se follaban a las gallinas ¿no? Pues si tienes esto, busca ayuda, follar con animales no mola.
  3. Búndling: (del término bundle up) La excitación producida por estar junto a tu pareja vestido y sin contacto en la cama.  Vamos a ver, este concepto demuestra que lo de poner nombres raros a las formas de deseo, es una manera de tachar a la gente de enferma, sin que lo esté.
  4. Zemifilia: Es la atracción sexual por los topos: Agujero, topo, no sé, lo intento entender pero no, no me cuadra, debo reiniciarme otra vez… ¿topos? ¡Topos OMG! Esto fijo que se lo inventó un psiquiatra aburrido, y si no es así, si hay alguien que me lea y sienta esto, que contacte rellene el formulario de contacto ahora mismo.
  5. Psicrofilia: Se define como excitación producida por el frio. Aunque yo mas bien diría que es el aumento de la excitación por el frío. Ahora que llega el invierno todos tenemos la necesidad de abrazarnos para entrar en calor, pues en algunas personas eso produce sensaciones sexualmente placenteras.
  6. Ponifilia: Atracción sexual por los ponis. Tengo una opinión tajante en cuanto a cualquier tipo de bestialismo, insisto, el animal no ha dado su consentimiento.
  7. Formicofilia: Excitación producida al introducir insectos en el acto sexual. ¿Alguna vez has pensado que puede ser sexy y erótico?
  8. Hierofilia: Obtener placer sexual a través de objetos religiosos a sagrados.  Esta si que es realmente curiosa, básicamente por todo lo que puede haber detrás.
  9. Flatofilia o Eproctofilia: Si, hay gente que se pone cachonda hablando de pedos, oliendo pedos o tirándose pedos. Te puede parecer raro, pero igual no lo es.
  10. Octofilia: Atracción y excitación provocada por el número 8. Lo increíble de esta filia es que esté documentada, me pregunto cuántas personas han tenido que acudir a un psicólogo para que la ciencia le dé un nombre a esta «desviación». Me pregunto si existe la del numero 11 y cuántos adolescentes fans de Stranger Things están etiquetados de enfermos sexuales.
  11. Fermininofilia: Es la atracción a las personas o cosas feas. Sinceramente no sé si existe realmente o alguien guapo con la esperanza de justificar una mala noche de copas se inventó este nombre. ¿Con que criterio un psicólogo etiqueta a alguien y le dice que su pareja es fea? Y digo yo, que si te gusta follarte a los “feos” ¿Será que no te parecen tan feos no? No lo entiendo…..
  12. Coulrofilia: Atracción sexual por los payasos, lo dejo casi al final de la lista porque si bien es curioso y peculiar no es tan extraño, mucha, muchísima gente se “pone” con los payasos o las payasas.
  13. Hematofilia: Excitación por la sangre, es bastante común y dentro de este juego, hay miles de personas que se declaran vampíricas y que les gusta la sangre en sus juegos sexuales.

En fin, está claro que somos complejos como especie, y que cuando digo que El sexo lo es TODO, entre otras cosas me refiero a que, en nuestra cabeza ocurren cosas maravillosas relacionadas con el deseo sexual, cada una diferente y peculiar.

Todo es erotizable, déjate de nombres raros y olvídate de que solo hay un tipo de sexo «natural»

 

Recuerda: Consentido por todas las partes implicadas y con un resultado agradable. No hay más reglas.

Minerva M.