Se acerca la navidad: empieza con la cena de empresa y acaba dos días después de los reyes con las sobras de la comilona…para estas fechas que no paramos de engullir os propongo la popular Dieta del Cucurucho “come poco y folla mucho”. Ya sé que no es muy original, pero si además lo poco que comemos son alimentos afrodisíacos, ¡entonces todo será más sencillo!  Un alimento o sustancia es afrodisíaca cuando al consumirlo potencia la actividad o el deseo sexual.

¿Funcionan de verdad los Alimentos Afrodisíacos?

La palabra «afrodisíaco» deriva de la Diosa de la lujuria, el amor y la fecundidad (Afrodita para los Griegos y Venus para los Romanos). Desde hace miles de años, en todas las civilizaciones, se especula con el poder de los afrodisíacos. Lo cierto es que no está demostrado que exista ningún alimento que potencie al máximo tu energía sexual, no directamente, porque un alimento es afrodisíaco en la medida que estimule el cerebro para segregar “hormonas de placer” o nos proporcione estímulo sensorial.

¿Entonces si existen alimentos afrodisíacos?

Claro que existen, pero no son mágicos. El mejor afrodisíaco es tu mente, no me canso de repetirlo, pero como el Sexo es TODO y todo cuenta, a veces hace falta aderezar la vida sexual con algunos ingredientes estimulantes.

Podríamos agrupar los afrodisiacos en dos:

*Por una parte los alimentos que nos estimulan los sentidos (olor, tacto, gusto) en especial los de la vista: Fálicos (que recuerdan la forma del pene) como el plátano, el pepino,etc. Y Vaginales (que recuerdan a la vulva o a la mucosa vaginal) como ostras, almejas, higos, etc. Estos alimentos nos predisponen mentalmente para el sexo porque conectan con nuestras emociones y sensaciones.

*Y por otra los que contienen sustancias excitantes, éstos últimos vienen a ser los que de verdad “funcionan” pues sus componentes actúan en el cerebro y está demostrado que la reacción provoca un aumento en la respuesta sexual o en la libido.

He entrecomillado la palabra “funcionan” porque lo cierto es que por mucho que te metas un plato de ostras de cena y de postre te zampes medio kilo de chocolate lamento informarte que no vas a tener el polvo de tu vida.

Los alimentos de la siguiente lista contienen pequeñas cantidades de esas sustancias que activan en tu cerebro la orden: ¡a follar!

  1. Ostras: Además de su efecto visual, las ostras contienen acidos y compuestos que facilitan la secreción de hormonas como la testosterona y los estrógenos, además tienen un alto contenido en zinc, relacionado con la buena salud de la próstata y necesario para la producción de esperma. Las almejas, berberechos y otros moluscos más baratos contienen los mismos beneficios. No hay excusa!
  2. ChocolateDicen que es el sustitutivo del sexo y es que el chocolate contiene feniletilamina, que libera serótina y dopamina al cerebro, lo que provoca la misma sensación de un orgasmo. Hay algunas pruebas que apoyan la teoría de que la feniletilamina liberada en el cerebro puede estar relacionada con la atracción sexual y el deseo, también contiene xantinas que es un estimulante natural del sistema nervioso central. El mejor es el chocolate negro que además contiene mucho magnesio.
  3. Granada: La granada contiene muchos antioxidantes, vitaminas y potasio y según un estudio de Universidad Queen Margaret de Edimburgo el consumo diario de un vaso de zumo de granada durante dos semanas, llevaba a un aumento en los niveles de testosterona, por lo que producía un aumento de deseo sexual tanto en hombres como mujeres.
  4. Plátano: Obviamente por su forma fálica ha sido uno de los afrodisíacos estrella en la historia de la humanidad, pero además contiene mucho potasio, magnesio y vitaminas esenciales para una buena erección y una buena lubricación.
  5. Sandía: Según algunos estudios el consumo de sandía tiene un efecto similar al de la Viagra, pues estimula la producción de óxido nítrico y relaja los vasos sanguíneos.
  6. Espárragos: Esta fálica verdura contiene histamina que es necesaria para llegar al orgasmo, pero ¡no abuses! Así como cambia el olor de la orina de manera muy peculiar, los espárragos cambian el sabor del semen y el flujo vaginal.
  7. Café: Estimulante por excelencia, el café contiene vitaminas, antioxidantes y cafeína que ayudan a “ponerte a punto” para el sexo, no es un afrodisíaco por si solo pues si lo consumes regularmente no hay ningún efecto directo. Pero no me digas que no es sexy un buen capuchino con canela y nata… sensorialmente insuperable!
  8. Especias: Hace miles de años que se han utilizado, las antiguas civilizaciones ya dieron fe de que condimentar la comida con ciertas hierbas produce un efecto físico. El ginseng, el cardamomo, el azafrán, nuez moscada, son afrodisíacos naturales que contienen componentes que afectan directamente el organismo a nivel fisiológico, en los hombres mejora de la erección debido al aumento del flujo sanguíneo y la relajación del músculo liso cavernoso. Y en las mujeres favorece la producción de flujo vaginal y regula los cambios hormonales. Así que si estas bajo de deseo sexual pásate por el pasillo de las especias en el súper y adereza tu comida para conseguir más sexo.
  9. Canela: El afrodisíaco favorito en las culturas ancestrales, por lo que hago mención especial, dentro de las especias. La canela mejora la libido a nivel sensorial y químico, porque contiene linalool que produce relajación, tranquilidad, y te hace sentir sexy.
  10. Vino: Una copa de buen vino relaja, desinhibe y estimula nuestros sentidos. Además contiene antioxidantes, mejora la circulación y aporta magnesio, zinc y potasio. Pero ¡Atención! El exceso de vino te puede emborrachar o ponerte dormir.

En resumen, parafraseando la famosa cita latina de Juvenal  “mente sana y cachonda, cuerpo sano y cachondo” y es que, para tener la libido alta también hace falta una buena alimentación y ejercicio físico. Nutrientes como el Zinc, el Magnesio o la Arginina son esenciales para que las funciones fisiológicas que intervienen en el sexo se desarrollen con normalidad. Así que en estas fechas ¡practica la dieta del cucurucho y empieza el año nuevo con mucha energía sexual!

Candela M.